Redes sociales: Una moda de dudosa utilidad

redes_sociales

Como la mayoría de las personas de mi edad (29) estoy registrado en casi todas las redes sociales y servicios existentes en la web. Soy un tecnómano y me gusta saber de nuevas tendencias. No obstante, hay varias que me hacen dudar, no sólo de su utilidad actual sino de su supervivencia futura.

Para comentar sobre cada una, creo que cabe remarcar nuevamente mi edad y mi perfil de usuario. Soy un “Gen Y” puro y a la vez, por mi trabajo de consultor en temas tecnológicos estoy obligado a conocer casi todo lo relacionado a la tecnología. No me interesa hacer más amigos de los que ya tengo ni conseguir pareja (dos “utilidades” bastante populares en las redes sociales).

Facebook: Empecemos con lo más conocido y popular. Es una red social que permite compartir tu vida en forma “digital”, encontrar a ex-compañeros y compañeros de clase o trabajo e intercambiar con ellos, mensajes instantáneos, correos y multimedia.

Ahora bien, me di cuenta que en lo personal, sólo me sirvió para reencontrarme con varios de mis ex-compañeros del colegio secundario y francamente sin ofender a nadie, ese contacto después de tantos años no prosperó. No hay dudas que sentí gusto en ver a algunos de ellos personalmente y disfruté de un buen momento “poniéndonos al día” pero lo cierto es que no creo que me encuentre muchas más veces por algo bastante elemental: No sabía de qué conversar con ellos. No se nada de ellos de su vida cotidiana ni ellos de la mía y romper el hielo después de tantos años o encontrar una tema de conversación es un esfuerzo descomunal. Sobre los contactos con los que sí mantengo trato cotidiano, ya me comunicaba antes de que Facebook existiera y lo sigo haciendo exactamente de la MISMA manera que antes. Chat, mail o teléfono. En raras oportunidades me piden que vea alguna foto en Facebook.

Continuar leyendo “Redes sociales: Una moda de dudosa utilidad”

Esperanza en tiempos de crisis

crisis

Debo dar gracias a Internet una vez más. Siempre fui aficionado a la redacción pero los blogs vinieron a darle un salto a mi pasión de escribir. Ahora puedo decir todo lo que guste y que todo el mundo. Si, todas las personas que habitan este planeta, tengan acceso a lo que yo tengo ganas de decir. No importa cuántas personas lean este post o cuántas siquiera compartan mis reflexiones. ¡Puedo hacerlo! Gracias Internet. Gracias web 2.0!

Hoy estuve conversando con un amigo a quien le tengo un especial aprecio. No porque lo quiera más que a mis otros amigos, sino porque tenemos intercambios de opiniones con frecuencia y sin necesariamente estar de acuerdo, logramos generar enriquecedores espacios de reflexión. Ojalá los políticos se contagiaran un poco de nuestro espíritu aprendiz y nuestra capacidad de escucha. Sería sumamente enriquecedor para todos. Continuar leyendo “Esperanza en tiempos de crisis”